¿Papá o mamá primerizos? ¡Gro-egg llega en tu ayuda!

El innovador Gro-egg es un termómetro en forma de huevo que cambia de color para hacerte saber si la temperatura de la habitación es la adecuada, ayudándote a mantener un buen ambiente para que tu bebé tenga un perfecto sueño. Además, funciona con una tenue luz nocturna.

La luz amarilla indica una temperatura confortable para que tu bebé se vaya a la cama, mientras que la luz azul indica que la habitación está demasiado fría, y la roja que está demasiado caliente. Los colores tienen la función de recordarte que enfríes o calientes la habitación, o que modifiques la ropa de dormir del bebé.

Además Gro-egg viene con unas divertidas fundas para que lo pongas más infantil, y mimetizarse así con la habitación de tu pequeño.

¿A qué esperas? ¡Hazte con el tuyo!